logotelefonadres
catala
espanyol
ortodoncia_art

Unos buenos hábitos en la dieta mejorarán tu salud dental

Todo el mundo sabe que una dieta equilibrada y nutritiva es esencial para una vida sana. Sin embargo, ¿sabías que la alimentación desempeña un papel importante en la prevención de la caries y enfermedades de las encías?

La nutrición y necesidades calóricas dependen de tu edad, género y nivel de actividad física -entre otros factores-, pero una dieta equilibrada y sana debería incluir:

  • Frutas y verduras. Combinados, estos deben abarcar la mitad de su plato durante las comidas. 
  • Cereales. Al menos la mitad de los cereales que come deberían ser integrales, como la avena, pan de trigo y arroz  integral. 
  • Productos lácteos. Seleccione productos lácteos desnatados o sin grasa preferentemente.
  • Proteínas. Elija proteínas magras, como ternera magra, aves de corral sin piel y pescado. Modifique sus opciones de proteínas para incluir también huevos, habas, guisantes y legumbres. Coma al menos unos 250 g de marisco a la semana.

Éstos son algunos de nuestros consejos alimenticios para mejorar tu salud dental:

Evitar picar entre las comidas

Para una buena salud bucodental, se recomienda que la gente limite comer y beber -exceptuando el agua, claro- entre comidas. Cada vez que lo hacemos, disminuye el pH de nuestra saliva y se activan los procesos que provocan caries. Cuantas más veces piquemos entre horas, más se producirán. Naturalmente, a veces comer entre comidas es necesario, pero hay que saber que no todos los alimentos van a afectar igual a nuestros dientes. La mayoría de las personas elige alimentos como dulces, bollería procesada, snacks embolsados (tipo patatas fritas), zumos embotellados y similares; alimentos que pueden dañar los dientes al potenciar la caries. Si come entre horas, realice una elección nutritiva, como queso, yogures, frutas, verduras y frutos secos. Son mejores para su salud general y la de sus dientes.

Mucho cuidado con los zumos

Los efectos beneficiosos de la fruta fresca son muy conocidos e incuestionables. Aún así, en los últimos años, la ingesta de fruta se ha ido reduciendo mientras que el consumo de zumos sigue siendo elevado. Es mucho mejor una pieza de fruta que un zumo, ya que:

  • Los zumos tienen azúcares añadidos, y la fruta no.
  • La fruta tiene mayor contenido en fibra.
  • Los zumos son menos saciantes, por su aporte en azúcares simples y poca fibra, lo que hace que tengamos que beber más para estar más saciados y, por tanto, ingerir más calorías.

Vigila con las bebidas refrescantes

En 33cl de refresco -una lata común- hay unas 9 cucharadas de azúcar (35gr). Ingerirlas supone un baño de azúcar constante en los dientes. Por tanto, intenta evitarlas y, si lo haces, cuando más dañinas son para tus dientes es si las consumes entre las comidas principales. ¡Ah! y piensa que, cuanto menos cafeína o teína, más azúcar llevan.

Evita la bollería industrial y alimentos pegajosos

La bollería, especialmente la bollería industrial (galletas, magdalenas...), y todos los alimentos que son pegajosos: gominolas, barritas energéticas, caramelos, etc., aumentan enormemente el riesgo de caries. El alimento se adhiere más tiempo a la superficie del diente, y el efecto nocivo dura más.

Si consumes alguno de los alimentos mencionados anteriormente, tampoco te martirices. Será suficiente si después de hacerlo, te cepillas los dientes. Recuerda: no vale ir rápido, hazlo por lo menos durante dos minutos.

SúriaDental Av.Ajuntament,14 938682205 Súria